AEALCEE antes, ahora Salud, deporte e Internet

Mes: Diciembre 2015

Magia o neuromagia

Success

La neuromagia es la línea delgada que existe entre la magia y la ciencia, donde los magos hacen uso del conocimiento sobre el funcionamiento del cerebro para la elaboración de sus trucos y hacerlos de esta manera realista e increíble.

La magia aplica perfectamente en la neurociencia, en el cual se focaliza al individuo en un punto particular donde el cerebro analizará determinados detalles, desenfocando los puntos externos que forman parte del entorno.

Muchos han realizado estudios sobre cómo el ser humano percibe el entorno y el comportamiento del universo que nos rodea. Es decir, la principal red del cerebro que está a cargo de la atención a cada elemento que nos rodea, es completamente manipulable al tomar en consideración determinados factores.

Los circuitos neuronales juegan un papel determinante en cada truco de magia, ya que la forma en la cual se presenta la actividad cerebral frente a la magia, donde los magos tienen como objetivo hacer posible elementos que rompen las leyes principales de la física. Pero esto solo puede lograrse cuando se juega con la percepción de los espectadores.

La neuromagia es entonces un concepto ampliamente trabajado por los magos. En Mago Madrid este tipo de trucos de percepción son enseñados a los estudiantes, por medio de un mundo en el que se conecta lo real con lo imposible.

Claves fundamentales de la neuromagia

La neuromagia es el campo de estudio del individuo mediante el uso de trucos, permitiendo así entender la manera en la que el cerebro percibe las situaciones mediante los sentidos.

La neuromagia está basada en claves fundamentales o principios básicos, como es el modo en que el cerebro percibe la información y realiza el proceso de análisis conforme van ocurriendo los acontecimientos.

Por otra parte, la atención que realiza el cerebro en determinados acontecimientos, se realiza de manera focalizada. Para logra obtener una solución o análisis rápidamente, se concentra en un punto determinado e ignora el resto de los elementos que están presentes. Un ejemplo claro de esta situación es al conducir un vehículo: Podemos darnos cuenta del auto que se encuentra enfrente pero no de la señora con camisa blanca que caminaba en la acera o el pájaro que volaba sobre ella.

Y por último, la neuromagia nos enseña que los puntos de atención sobre los cuales el cerebro realiza sus análisis, no son aleatorios sino que se determinan por una serie de condiciones. Así ocurre con los objetos más brillantes, los más luminosos o los que están en movimiento. Es por esta razón que los magos emplean diversos materiales que mantienen al ojo enfocado en zonas determinadas durante la ejecución de un acto de magia.