AEALCEE antes, ahora Salud, deporte e Internet

5 consejos para recién nacidos a la hora de dormir.

Si eres mamá primeriza estos consejos te vendrán genial, seguro que todo el mundo te dice una lista interminable de cosas para bebes que tienes que comprar así como consejos para que tu día a día con tu bebé le han funcionado… pero lo más complicado es cuando el bebé no quiere dormir o le cuesta coger el sueño, estos consejos te van a venir genial para mejorar la calidad del sueño del bebé.
1- No mantengas contacto visual con los ojos del bebé cuando es tarde.
Si quieres que tu bebé se duerma, hay algo que deberías evitar hacer y es mirarle a los ojos directamente. El contacto visual con el bebé es como una taza de café para él según recoge el libro “Primeras patadas, primeros pasos”. Acostumbrado a recibir contacto visual durante el día, mientras come, mientras le hacen carantoñas, fijar nuestra mirada sobre la suya mientras intenta dormir puede asociarle que no es momento de dormir sino que es hora de estar despierto.
2- Utiliza reguladores de intensidad de luz
Es muy importante que la luz del dormitorio del bebé tenga distintos puntos de intensidad, es decir que sea regulable para que así se puedan reforzar los ritmos, por ejemplo luz fuerte a primera hora del día pero conforme va cayendo la noche se regula la luz.
3- Acostumbrar al bebé al ruido moderado.
Que el bebé se aísle del ruido no es algo totalmente recomendable, es más los bebés prefieren el ruido, cuando están dentro de la barriga se acostumbran a oír todo el ruido al rededor de su mamá y es por eso que les agrada el ruido de una aspiradora o escuchar música que les tranquilice.
4- Respira con tranquilidad.
Una forma de transmitir al bebé un estado de ánimo tranquilo al bebé a altas horas de la noche es respirando con tranquilidad e intentando que nuestro latido sea pausado, es algo que se puede llegar a transmitir al bebé. Si nosotros estamos tranquilos es más fácil transmitírselo al bebé.
5- Buscar la ubicación ideal para su sueño
La cuna puede moverse y trasladarse para ubicarse en el lugar donde mejora la calidad del tiempo del sueño del bebé. Los recién nacidos tienden a dormir mejor en un moisés en parte porque se sienten más arropados y seguros y también porque están más cerca de sus padres.

Comments are closed.